Historia de la tortilla de patatas española

La tortilla de patatas es un plato gastronómico característico de la cocina española, uno de los más conocidos a nivel mundial junto al jamón ibérico, la paella o la sangría. Con el tiempo, de hecho, se ha convertido en un auténtico manjar, existiendo competiciones nacionales e internacionales en torno a ella. Y todo, sin embargo, a pesar de que sus orígenes fueron realmente humildes.

Todo comenzó con la llegada a Europa de productos de América, apenas descubierta, en torno al año 1.520. Así, inicialmente la patata no fue muy aceptada, y sólo se dejó para el alimento del ganado y adorno de rincones y ventanas.

No obstante, y debido a los largos períodos de hambruna que asoló Europa en distintas ocasiones, los lugares más pobres tuvieron que acudir para alimentarse a recursos que antes no se habían considerado nunca. Y fue entonces cuando la patata comenzó a consumirse habitualmente, sobre todo en España.

tortilla de patatas

Las primeras noticias de la mezcla de huevo y patatas como tortilla se remontan al siglo XIX, cuando los soldados del General Tomás Zumalacárregui disfrutaban de la receta como un regalo del cielo debido también a la escasez alimenticia. Así, los cocineros sólo disponían de patatas y huevos para alimentar a toda una gran tropa.

Otra leyenda atribuye el origen de la tortilla de patatas a Joseph de Tena Godoy Y Malfeito, en 1.779 en Badajoz (Extremadura, España). La causa, la misma que la descrita en el párrafo anterior: era la forma más rápida, barata y eficaz de matar el hambre en épocas difíciles.

Buscando la perfección en la preparación de la tortilla de patatas

La maquinaria de hostelería ha logrado mejorar la preparación de diversas recetas de cocina. La tortilla de patatas se ha beneficiado de la gran variedad de accesorios que han visto la luz y que permiten ejecutar unos platos más ricos y con nuevas texturas, hasta hace poco imaginables.

La maquinaria para hostelería empleada en la actualidad para la elaboración de la tortilla de patatas ha logrado mejorar su presentación, haciéndola más vistosa ante los ojos de los ansiosos comensales. También se ha mejorado en su ejecución, e incluso se ha potenciado el sabor. En algunos lugares de España, degustar un trozo de esta receta tiene lista de espera.

Como muestra, un botón: la tortilla de patatas más cara del mundo salió al mercado por casi 1.000 euros y se cocinó en un restaurante en Madrid. Pero, ¿Cómo es posible que una simple conjunción de patatas y huevos tenga ese precio? Muy sencillo: la materia prima era también la más cara del mundo, la de mejor calidad: hablamos de patatas moradas de Normandía, de aceite de olivos milenarios, de huevos de gallinas camperas criadas con sumo cuidado y de sal extraída de salinas naturales del norte. El acontecimiento creó una expectación enorme y todos quisieron probar tan suculento plato. Sin embargo, sólo aquéllos dispuestos a pagar 250 euros por un trozo fueron los afortunados.

Por tanto, la maquinaria de hostelería para bares y restaurantes ayuda a preparar este reconocido plato gastronómico en grandes proporciones y con algunas variantes. Como tapa o pincho, se trata de una apuesta segura.

El remate de la receta permanece como en las cocinas de las abuelas, conservando el sabor de siglos alimentando a millones de personas. Su olor es inconfundible e irresistible. ¡Viva la tortilla de patatas!

Sin embargo, ha sido también objeto de división nacional en España. Ninguna otra cuestión ha suscitado tanta polémica. Ni colores políticos ni deportivos han separado tanto a las personas:

¿Con o sin cebolla? 😉 

¿Tienes algo que decir respecto a la tortilla de patatas? ¿Dónde crees que deberíamos probarla? ¿Alguna receta? Anímate a dejar un comentario o jamás lo sabremos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 7 =

Contáctanos por Whatsapp!